AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

martes, 14 de abril de 2009

FERIA DE ABRIL EN SEVILLA

Con el domingo de Resurrección ha comenzado la feria de abril en Sevilla y verdaderamente con un cartel de los que atraen al aficionado, ya que en el figuraban nada menos Morante de la Puebla el Cid y José Mari Manzanares, cartel de lujo para una fiesta de lujo, pero Zalduendo nos trajo una corrida, fea mansa y sin bravuara. De los toreros poco se puede decir ya, que con este material y la tarde de viento que hacia poco se podía hacer y así dejaron detalles de la clase que tienen pero poco mas. Esta fecha del Domingo de Resurecion es muy taurina y es fecha para grandes espectáculos taurinos, así, en la Monumental de Madrid se daba cita Alejandro Talabarte, nada menos que con seis toros que para empezar la temporada no estaba nada mal, una corrida de Núñez del Cubillo que no fue lo que se esperaba y que el torero tampoco estuvo a la altura de las circunstancias, cuando un torero decide meterse en una plaza con seis toros debe al menos, venir mentalizado para afrontar la situación con variedad de recursos toreros y creo que a Talavante le falto de todo y así termino sin pena ni gloria. La plaza de toros de la Malagueta también tenia una cita muy importante ya que en ella se daban cita nada menos, que José Tomas y Miguel Ángel Perea, dos toreros de los que se puede y se debe esperar, por lo menos que den espectáculo, y así fue los dos se la jugaron toda la tarde y pelearon a cara de “perro” y los dos salieron por la puerta grande al haber cortado dos orejas cada uno. Málaga y su plaza, la Malagueta, estaban de fiesta desde el día anterior, ya que en ella se celebró la corrida “Picasiana” anunciada a bombo y platillo la semana anterior por todos los medios de comunicación, y que verdaderamente estuvo llena de colorido, los diestros, que vistieron los trajes que un día diseñara el gran pintor Pablo Picasso, para su amigo Luis Miguel “Dominguin” y el ambiente de la plaza era una fiesta, pero la tarde resulto poco lucida, ni el Cordobés ni Rivera Ordóñez hicieron nada notable, el viento que sopló fuerte dificulto la lidia, menos mal que Castiella salvó la tarde cortando las dos orejas del ultimo de la serie cuando el viento había amainado. Y eso fue todo. o la mayoría del domingo de Resureción.