AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

miércoles, 26 de agosto de 2015

NOTICIA

LOS CAJEROS AUNTOMATICOS Y LOS BANCOS
            Soy cliente del Banco Popular desde hace más de treinta años, y con este banco tengo varias cuentas entre ella una pequeña cuenta a nombre de mi mujer que cada mes repongo sin que su saldo favorable sea mayor de mil Euros. Con esta cuenta mi mujer hace la compra y algún pequeño gasto, para ello dispone de una tarjeta  4B que es muy cómoda. El día 19 de agosto de 2.015  acompaño a mi mujer, serian las doce de la mañana, y al pasar por la sucursal del Banco Popular que hay en la Plaza de Santa Ana (Ávila) me dice deberías de cogerme algo de dinero, bueno pues muy bien, además este cajero está situado dentro del propio Banco, entramos en el banco me dirijo al cajero introduzco la tarjeta  marco el pin y la cantidad de dinero 150 Euros, la cuenta tenía un saldo de 280,20 Euros.
            Hasta ahí todo normal, pero cuando el cajero me da el dinero, me da un billete de cincuenta, tres de sesenta y uno de diez siendo esta cantidad igual a 120 Euros, inmediatamente me dirijo al mostrador con los 120 euros en la mano donde un empleado y una empleada me atienden muy amables, (estos dos empleados son testigos de que el cajero solo medio 120) me dicen no pude ser, ¿ha pedio usted el saldo? no  he pedido el saldo,    yo lo miro en mi casa a través de mi ordenador. Entonces la empleada me pide la tarjeta y con ella pide el saldo de nuestra cuenta y veo con asombro que, nos da un saldo que no corresponde a  nuestra cuenta siendo este de 13020 Euros, vuelve a introducir la tarjeta y vuelve a salir el saldo  como la vez anterior es decir 13020 Euros (tengo los dos tiques en mi poder)  (SEGUNDO FALLO DE LA MAQUINITA)
            Vuelvo a mi casa miro en el ordenador para ver si me ha dado de salida los 120 Euros que me dio el cajero o los 150 que yo marque y veo con asombrado que me da de salida los 150 Euros. El día siguiente  20 de agostos vuelvo al Banco  para pedir explicaciones y me dicen que a ellos las cuentas les cuadran y no pueden hacer nada. Entonces me dirijo a la central de Popular en Ávila, sito en la Plaza de Claudio Sánchez Albornoz donde un empleado conocido me  atiende, le explico lo que me ha ocurrido, contacta con Madrid explica lo que me ha sucedido y le dicen que a ellos les cuadran la cuentas. Total que la maquina no puede equivocarse. Estoy dispuesto a poner una denuncia contra el Banco Popular y (esa maquinita que parece ser mas honrada que yo) al mismo tiempo que publicar este fraude en el diario de Ávila, para quede claro la”honradez “de los cajeros automáticos y de los Bancos, en este caso el Banco Popular de la Plaza de Santana de (Ávila)
20/8/2015 
Antonio Gómez García.-DNI.-06477921-V


jueves, 20 de agosto de 2015

LOS ENCIERROS

LOS ENCIERROS
Todos  los años por estas fechas sufrimos las noticias de un numero levado de victimas del los encierros, que  cada año  desgraciadamente se van superando. Creo que ya van nueve víctimas mortales y aun no ha terminado la  campaña de fiestas, ya que hasta el mes de octubre aun quedan muchos  pueblos  que celebraran como siempre las fiestas y como no. sus socorridos encierros que tanto animan algunos ingenuos que desconocen totalmente lo que es u toro bravo y el peligro que supone enfrentarse  a ellos sin contar con ninguna preparación, y aun mas, a veces cargados de alcohol. Ahora que tantas voces se levanta en contra de las corridas de toros por aquellos que se dicen defensores delo derechos de los animales, no he visto a nadie que se sienta defensor de los derechos de las personas que cada año mueren en los encierros. Desde que conocí los toros bravos y su entorno,  así como las corridas de toros, me he sentido identificado con ellas y considero un espectáculo esplendido, lleno de arte y belleza ensalzado por  las personas más cultas como poetas literatos, pintores,  desde Goya a Picasso  o desde García Lorca a Sánchez Dragó. En las corridas de toros  se enfrenta un torero debidamente preparado, ante un toro bravo, la inteligencia con la bestia, creando arte y belleza. Me considero un defensor de los derechos de los animales, y creo q sufren más los toros en algunos encierros donde se hacen verdearas animaladas con ellos, que en las corridas de toros, donde el toro se defiende hasta la muere. Estoy totalmente en contra de la mayoría de los encierros, quizá con alguna excepción como por ejemplo los San Fermines donde todo está bastante organizado y aun  así hay siempre que lamentar algunos percances serios.


Publicado en el Burladero 20/8/2015