AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

jueves, 21 de febrero de 2008

La anecdota

Me encuentro en el puente del rio Adaja de la capital de Avila, cotemplando la hermosura que supone el ver correr el agua, y al mismo tiempo desde alli veo la impresionante y espectacular vision que ofrece la magnifica Muralla, que rodea en recinto antiguo de la capital: cuando seme acerca un anciano y me pide que le lea una nota de un periodico-son las letras tan pequeñas-dice- que no consigo distinguirlas bien.
Lo intento, pero no llevo mis gafas de leer. Me disculpo.- No tiene la menor importancia-dice el-¿Quiere saber una cosa? creo que Dios tgambien tiene la vista cansada; no porque se viejo, sino porque la ha elegido. De este modo, cuando alguien hace algo malo, Él, no consigue verlo bien, y acaba perdonando a la persona, pues no quiere cometer injusticia.¿Y en cuanto a las cosas buenas? - Pregunto.
Bueno es que Dios nunca olvida las gafas en casa dijo riendo el anciano.

1 comentario:

pepita dijo...

Hace tiempo que no paseo por ahi y no creo que traiga el rio Adaja mucha aqua ya que el la sierra no hay gran cantidad de nieve y no hay deshielo esperemos que este verano no sea muy seco.