AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

sábado, 12 de julio de 2008

En homenaje a las Enfermeras

La


Hoy quiero rendir un mercido homenaje a un colectivo que, ocurre con él como con Santa Barbara, que nonos acordamos de él hasta que lo necesitamos. Se trata del colectivo de las Enfermeras, el cual desde hace solo unos dias he conocido y observado detenidamente.Con motivo de una insuficiencia respiratoria producida por las Coronarias, fui ingresado en urgencias en el Hospìtal Nuestra Sra. de Sonsoles de Avila, y es ahi donde empecé a conocer el trabajo y la linea de comportamiento de las Enfermeras. La sala de urgencias está dividida en dos y en la que yo estaba creo que tenia diez camas las cuales, yo podia observar su movimiento con toda normalidad, ya que fisicamente me encontraba muy bien, pues el problema respiratorio solo me duraba diez o quince minutos y despues desaparecia, por lo cual estuve en esta sala mas de doce horas en observacion, pues ni los analisis ni los electro daban nada positivo. Todo este tiempo le dediqué a observar el comportamiento de las Enfermeras las cuales volaban de un sitio para otro atendiendo a los enfermos que llegaban constantemente. Verdaderamente quedé impresionado, con que cariño y con que respeto y diligencia eran tratados los enfermos que iban llegando y, mas teniendo en cuenta el tipo de enfermos que llegaba, pues en su mayoria eran persona muy mayores con problemas diversos. Hubo un momento en que no pude menos de pregunta a una Enfermera¿ Oiga y usted cuando descansa? ya que no la vi parada ni un momento en todo el tiempo que estuve alli. Despues mi problema termino en el Hospital Clinico Universitario de Valladolid donde fui operado por el Doctor Fulquet que me implanto cuatro Baisspas, con lo cual estuve hospitalizado dieciocho dias y tuve tiempo de seguir observando a todo el equipo Sanitario del Hospital y de manera especial a las Enfermeras entre las cuales habia cchiquitas muy jovenes. Considero que este debe de ser un ofico vocaional ya que sino, no seria posible que chiquitas tan jovenes tratasen con esa delicadeza a personas muy mayores, que siempre somos dificiles de tratar. Hoy quiero Felicitar y agradecer publicamente a este colectivo por su comportamiento total mente ejemlpar. ¡ Felicidades y Enhorabuena!

1 comentario:

imaginacion dijo...

Es una gran satisfacion cuando alguien reconoce el trabajo que con tanto esmero se realiza cada dia ,y mas si este trabalo se realiza con pacientes, y personas francamente enfermas. Me ha gustado mucho tu comentario,por que no siempre es positivo, ni tampoco todas las personas que se dedican a esta profesion, son tan profesionales, y lo confunden con una forma de ganarse la vida.
Yo hablo con conocimiento de causa, por que gracias a Dios,he tenido la suerte de tener un trabajo, al que quise con locura precisamente por la satisfacion que cada dia recibia, por saver que de mi preocupacion y esmero, dependia el poder llevar a cada persona un poquito de alegria por lo menos a la hora de comer, ya que mi trabajo dependia de su alimentacio.Hay que reconocer que cuando un enfermo esta ingresado, generalmente lo primero que se le quita son las ganas de comer...y precisamente por eso es necesario ser profesionales y tener muy en cuenta todo el esmero y cariño para esas personas que aunque no las conoces de nada, es como si de tu familia se tratara. Yo me jubile muy satisfecha en ese sentido, por que creo que no me quedo nada por hacer. A pesar de eso, siempre hay jente inconformista que nunca le parece nada bien... pero a pesar de eso, yo tambien recibi notas agradables , y eso es suficiente; asi que Antonio me parece bien que sepas reconocer el trabajo y acnegacion que en tu instancia en el hospital tuvieron con tigo, (aunque sea su obligacio logicamente)