AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

martes, 12 de agosto de 2008

Juventud divino tesoro.

El tiempo pasa tan deprisa que uno no se da cuenta de lo deprisa que pasa, y desde luego cuando uno es joven, menos. Los jóvenes no tienen tiempo de nada,y es que la sociedad ha cambiado de tal manera que todo el mundo tiene prisa,prisa para ir a la oficina, prisa para coger el coche, prisa para comer,prisa, prisa,prisa para todo, y así no les da tiempo para observa su entorno y la evolucion de las cosas.Los que hemos cumplido con creces ya los setenta, vemos las cosas desde otro prisma y, así, nos damos cuenta como esta sociedad que va tan deprisa nos ha proporcionado infinidad de cosas positivas, pero al mismo tiempo nos ha proporcionando cosas negativas. Veamos: hoy se vive mucho mejor que nunca se ha vivido, se dispone de todos los medios necesarios para llevar una alimentaron sana y adecuada, tenemos una Sanidad publica que funciona muy bien y vivimos muchos mas años que nunca se ha vivido. Por el contrario, hay al menos una cosa en la que hemos salido perdiendo y, según mi opinión esta es la familia; la familia en mi opinión se ha ido deteriorando y, creo yo que no es porque los hijos de hoy sean peores que los de ayer no; es la misma sociedad la que nos ha colocado en esta situación. Con la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, se ha hecho justicia social, pues lógicamente la mujer tiene los mismos derechos que el hombre,pero al trabajar los dos, el hogar se queda vacío y los niños se pasan todo el día en la guardería desconectados de sus padres. Después llega el problema de los abuelos, que al vivir muchos mas años que los de antes, llega un momento en que no se pueden valer por si mismos y también lo mismo que los niños o se quedan solos en casa, o terminan en una Residencia (eso el que pueda pagarla)donde sus hijos no tienen tiempo de ir a verlos.En la actualidad, los que tenemos tiempo para observar, vemos como gracias a la incorporación de la mujer extranjera al mundo laboral, muchos de nuestros mayores se pasean por nuestras ciudades conducidos por alguna de esta mujeres, que gracias a la llegada masiva(generalmente de América del Sur)no tienen problema de idioma.Con esta reflexion o comentario no quiero culpar a nadie, sino a la misma sociedad que hemos creado entre todos, que ha hecho a los hombre y mujeres mas materialistas, pues al tener el nivel de vida mas elevado, se les exige mas trabajo para mantener ese nivel de bien estar. ¡ Juventud divino tesoro!

No hay comentarios: