AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

viernes, 20 de marzo de 2009

LA FERIA TAURINA DE VALENCIA


En estos días se ha celebrado la feria taurina de las Fallas en Valencia y como siempre en ella se han dado cita las grandes figuras del toreo en las que no podía faltar Enrique Ponce, maestro de maestros que lleva ya mas de dos décadas manteniendo esa difícil posición dentro del escalafón de primeras figuras de esta profesión, en la cual, como en todas las profesiones es muy difícil llegar, pero mucho mas es mantenerse. El día diecinueve da marzo se cerraba la feria con una corrida de Garcigrande encastada y difícil, con mucha movilidad. En el cartel Luís Francisco Espla, Enrique Ponce y Vicente Barrea, todos ellos nativos de la comunidad Valenciana. La corrida hubiera terminado sin pena ni gloria si no hubiera sido por la autoridad, el poder y el dominio de Enrique Ponce que el quinto de la tarde, realizo una faena impresionante ante un toro muy difícil que parecía que era eléctrico por la rapidez de sus movimientos. Pero delante tenía un torero, que conoce el oficio como nadie, es muy inteligente y supo estar a la altura de las circunstancias sometiéndole y dominándole de principio a fin. Entusiasmo a los tendidos de tal manera que al final le concedieron las dos orejas sacándole a hombros por la puerta grande por enésima vez ante el delirio de sus paisanos. Gran trayectoria la de este torero nacido en Chivas que ha sabido siempre estar ahí entre los primeros puestos de matadores, sin levantar la voz y sabiendo estar, y a mi me parece que tiene cuerda e ilusión para rato a juzgar por el entusiasmo demostrado en la lidia de este toro. Siempre he pensado que para ser figura indiscutible del toreo, es imprescindible saber torear, ser artista y pinturero dentro y fuera de la plaza, y mantenerse en primera linea durante mucho tiempo y Enrique Ponce llava ya veintitrés años de alternativa, en los cuales se ha mantenido siempre a la cabeza del escalafón de matadores.¡¡¡Enhorabuena torero!!!



No hay comentarios: