AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

miércoles, 2 de noviembre de 2011

RECORTAR GASTOS

Bueno pues parece que Grecia se loquiere poner difícil al resto de Europa con el referéndum, sobre lascondiciones del rescate y todos se han puesto a temblar por si sale el no, quees lo que se teme. De momento la Sª Merkel y Sarkozy se han apresurado a buscarsoluciones que parece que no convencen a nadie. Grecia esta en una situación desesperaday si llega a salir de la zona euro, la situación puede contaminar a España que tambiénpasa por una situación muy preocupante. Los gastos de la Administraciónespañola son enormes y los privilegios de sus políticos exagerados, un diputado gana 3.994 € que con dietas puedellegar a cobrar 6.500 € mientras que el salario mínimo de un trabajador es de624 €, un maestro, un catedrático o uncirujano gana menos que el concejal deun ayuntamiento, un ciudadano normal tiene que cotizar 35 años para percibir lajubilación mientas que un diputado solo necesita siete, no digamos los miembros del gobierno que paracobrar su jubilación solo necesitan jurar el cargo (bueno jurar o prometer) quees lo que hacen la mayoría. A los políticos no se les exige ni siquiera superaruna mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo, el coste para los ciudadanoses enorme, pues además de sus sueldos, coches oficiales, chóferes, viajessiempre en primera y las tarjetas de créditoque la suelen usar con mucha alegría (claro tiran con pólvora ajena) siempre rodeadosde sus asesores amigotes con sueldos que ya los quisieran los cinco millones de parados y de manera especialtodos aquellos Universitarios titulados que no ven la luz al final del túnel ytienen que vivir junto a sus padres por que de lo contrario estarían en la calle.Esta situación hace muy difícil la recuperación económica y se hace imprescindible,recortar gastos si no queremos terminar como Grecia.-

3 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Grecia es un ejemplo de lo que está ocurriendo, o puede ocurrir, en el resto de Europa. Estamos en manos de gestores ineptos, con contratos de vida laboral corta pero suficiente para cumplir sus objetivos, objetivos de "bienestar personal" a costa del desmantelamiento del Bienestar Social. Llegan a los parlamentos, unos añitos, y asunto resuelto. Ahí quedan los contribuyentes para que sigan amortizando sus gastos desmedidos, aunque en las cocinas de las familias modestas no haya ni aceite.

Los sistemas políticos y financieros tienen que cambiar globalmente y de forma radical. Los políticos no pueden seguir dando facilidades a los grupos financieros para que se incauten de todo el potencial económico de un pais y luego, cuando vienen mal dadas, que tenga que ser el ciudadano, padeciendo penurias y sufriendo la agresión fiscal, quien pague sus trampas.

Los intentos del 15M sirvieron de poco. Es imprescindible una nueva reorganización popular, con planteamientos definitivos y un objetivo único: acabar con el desastre originado por los "salvapatrias", mal elegidos, que no han sabido meter las gallinas en el corral.

Abrazos.

Natalia Pastor dijo...

Se pueden recortar gastos, pero hay un hecho plausible y evidente y que nadie -ni PP, ni por supuesto el PSOE-, quieren tocar, y es que tenemos más de 4 millones de funcionarios.
Según el último informe de Bruselas, sobran 1.500.000.
¿Quién le pone el cascabel al gato?

Candela dijo...

Añadiría otro tema tabú, el de las Autonomías, porque digan lo que digan, son inasumibles.

Además, no es el ciudadano el que debe sacrificarse al modelo de Estado, sino al revés.