AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

jueves, 2 de octubre de 2008

Curro Romero



Con los toreros artistas, pasa lo mismo que con los futbolistas artistas, que para verlos en su "salsa"a cualquiera de los dos, hay que ir muchas tardes a verlos, pues generalmente no se prodigan demasiado. En cuanto a las corridas de toros creo que yo he tenido mucha suerte en el sentido de haber visto grandes faenas a toreros que como Curro Romero, no se prodigan demasiado y, hay mas ocasiones en que sale de la Plaza entre almohadillas, que por la puerta grande, pero que cuando esto sucede, es totalmente apoteósico, ya que cuando este torero esta inspirado, su faena queda gravada en la retina del espectador de tal manera que nunca podrá olvidarla. Corría el año de 1.967 y se celebraba en Madrid la Feria de San Isidro, el cartel lo componían Diego Puerta(Diego valor) Curro Romero(El Faraón) y Paco Camino(El niño sabio de Camas) un cartel con tres toreros sevillanos. Bueno, pues la tarde anterior a esta corrida,Curro Romero se negó a matar un toro y salio de Plaza conducido por la policía para pasar la noche detenido en la comisaria. Pero cuando hizo el paseillo al día siguiente junto a sus compañeros, el publico le recibió con un a gran ovación teniendo que salir al tercio para saludar. Con este ambiente comenzó la corrida y se pudo ver a un "Curro" completamente desconocido, pues generalmente este torero nunca ha hecho alardes de valor ya que de esto ha andado siempre muy justito, pero todo lo justo que ha andado de valor le ha sobrado de "Arte" con letras mayúsculas, y esa tarde no se canso de torear, fueron unas Verónicas verdaderamanet sensuales, con esa elegancia y ese "Duende" que solo tienen los elegidos, para después torear con la muleta con ese señorío que tiene este torero, tan admirado y odiado al mismo tiempo. Sus compañeros de terna, no se quedaron atrás y tanto Diego Puerta como Paco Camino, cortaron los mismos trofeos que Curro Romero es decir. dos orejas cada uno saliendo los tres por la Puerta Grande. Yo estube alli para contarlo.

No hay comentarios: