AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

martes, 24 de mayo de 2011

EL DIA DESPUES

Siempre desde que se puso en marcha la democracia en España, el día despues de cada comvocatoria de elecciones, todos lo partidos políticos del país celebraban el éxito de su formación política. En esta ocasión, el día después del 22M, no ha sido asi, la diferencia entre le PP y el PESOE ha sido tan tremenda, que los representantes de esta formación política y el gobiernop entero. no ha tenido mas remedio que reconocer el "batacazo" que ha sido el mas grande de la historia reciente. Ahora, el Presidente del gobierno parece como si no hubiera entendido el claro mensaje que le han mandado desde toda España y mayormente desde, donde ha sido siempre su vivero de votos, es decir desde los Ayuntamientos de Andalucia y las Comunidades como la Mancha, Extremadura,Canarias, Baleares e incluso Aragon donde aun puede gobernar el PP. El Presidente del gobierno se aferra al poder de tal manera que quiere seguir al frente del ejecutivo llevando a España a la agonía económica esperando un "milagro"que con toda seguridad no se presentara. Creo que toda España ha votado, aun siendo elecciones municipales y autonómicas, en clave nacional, y el mensaje ha sido claro y conciso, el Presidente del gobierno debe de adelantar las elecciones generales, ya que este gobierno hace mucho tiempo que dejo de tener credibilidad para la mayoria de los españoles y se hace imprescindible elecciones generales ya. Prolongar mas tiempo la situacion seria un suicidio, este gobierno ha perdido el rumbo de tal manera que España no puede esperar diez meses mas que seria la fecha que termina esta legislatura y donde el Presidente quiere a toda costa llevarnos. Por otra parte y despues del batacazo" sufrido por el PESOE, parece como si este partido y el Presidente no hubiera tenido nada que ver y nadie se hace responsable de tremendo fracaso. Para ellos todo sigue bien. Lamentable

1 comentario:

Natalia Pastor dijo...

La democracia ha dictado sentencia y el descalabro socialista, el réquiem del zapaterismo, ha sido demoledor. Una hecatombe.

La hegemonía del PP es absoluta y incluso en territorios que hasta ayer, eran graneros de la progresía y sometidos como Andalucía o Castilla-La Mancha, a un régimen monolítico durante tres décadas.
El PSOE ha sido arrollado por un tsunami; barrido en votos, aplastado en Madrid y humillado en feudos significativos como Barcelona y Sevilla.


Ha recibido una derrota que pasa a los anales y el Gobierno sale del trance en estado comatoso, con la incógnita de cuánto tiempo podrá sostener una agonía que supone una fáctura dolosa a este país a cada minuto que pasa. Será un espectáculo patético, sin duda.

En lo vergonzoso, el que Batasuna/Bildu irrumpen con fuerza amedrentadora (300.000 votos), tras el beneplácito otorgado por ese TC lacayo gubernativo. Otra de las herencias funestas que deja Zapatero.
Con el intento de impugnación e ilegalización de sus listas han tenido una impresionante campaña de comunicación en los medios que les ha permitido presentarse en el País Vasco como una víctima.