AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

viernes, 20 de mayo de 2011

LA RETIDAD DE IVAN DE LA PEÑA.

Ayer vi en television la emocinada despedida de un gran jugador de ftbol, Ivan de la Peña, un jugador a el que no se le ha hecho justicia y al que la suerte le ha dado casi siempre la espalda. No pude menos que sentirme emocionado al verle llorar como niño pequeño al sentirse impotente para seguir haciendo lo que mas le ha gustado siempre. Desde que era un niño siempre soño con jugar al futbol y en ese sentido se sintido muy afortunado, pero ahora llega la hora de la retirada y es cuando su cabeza le dice que quiere seguir pero su cuerpo no le responde. Ivan de la Peña empezo su carrera al mismo tiempo que Raul Gonzalez, pero mientras el madridista disfruto siempre y muy merecidamente del afecto de la directiva del Madrid y de los "merengues" en donde ha jugado mas de quince años y se entrego siempre sin reserbas, destacando por su honrradez, entrega y olfato de gol. Ivan de la Peña ha pasado por muchos equipos hasta llegar al Español de Barcelona, donde durante mucho tiempo ha demostrado su extraordinaria calidad, en del campo es un verdadero Kraf, y un espectáculo verle jugar, pases verdaderamente increibles, su visión de juego siempre buscando el hueco y el momento preciso para pasar el balón hicieron de él en mi modesta opinión, uno de los mas grandes jugadores de la historia reciente del fútbol Español. Fue internacional en varias ocasiones, pero mientras a Raul le respetaron siempre las lesiones, Ivan de la Peña ha sufrido muchas y ultimamente le han ido apartando del equipo y ha decidido anunciar su retirada. Desde aquí quiero rendirle mi mas sincero afecto y darle ánimos para que siga cerca de este deporte, bien sea de entrenador o enseñando a tocar el balón a los niños, para que el día de mañana se vean muchos Ivan de la Peña., en los campos del futbol español.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Un extraordinario jugador, que junto a Guti y Valerón han sido capaces de levantarme de mi asiento.
Pura magia.

el burladero dijo...

En el futbol, como en los toros, son muchos los llamados, pero muy pocos los elegidos. Solo unos pocos tienen ese "duende" que les hace diferentes a los demas, y cunado aparece la "magia" el espectaculo se convierte en algo sublime. Puro arte diria yo.