AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

domingo, 5 de junio de 2011

EL JAMON IBERICO





Hace solo unos días fui invitado por unos amigos de Salamanca a participar de una degustacion de jamón ibérico de Guijuelo, en un bar del polígono industrial Cobo Calleja de Feunlabrada (Madrid).Naturalmente acepte encantado ya que este poligono me es familiar, yo le conocia perfectamente, pero hace ya mas de treinta años que yo no pasaba por ahí, aunque sigo teniendo muchos amigos en toda esta zona de Fuenlabrada, Humanes, Arroyomolinos y Navalcarnero. Esta degustacion estaba dirigida a los "chinos" que desde hace algun tiempo se han apropiado parcticamente de todo el polígono. Bueno la degustacion de jamón fue todo un éxito, ya que acudieron infinidad de "Chinitos y Chinitas" todos ello con sus turismos de lujo como corresponde a grandes empresarios y espero que mis amigos de Salamanca vean incrementadas las ventas de este exquisito placer que es saborear un buen plato de jamón iberico bien cortado acompañado de un buen vino tinto. Todo esto estuvo muy bien,pero lo que ami mas me yamo la atención fue la apropiacion de casi la totalidad de las mas de mil naves que habia, todas ellas de mil metros cuadrados, en la que puedes encontrar desde un espectacular traje de noche para señoras, al mas insignificante juguete para niños. y todo ello a verdaderos precios de "escandalo", Aquello parece un mundo aparte, los chinos son muy trabajadores y metódicos en su comportamiento diario, tienen un horario de trabajo que respetan escrupulosamente y lo que por el día es un hervidero de gente, a partir de las siete de la tarde no queda nadie ya que a esa hora cierran lo almacenes y regresan a sus puntos de destino. Es curioso que cunado en España se cierran comercios todos los días, los chinos no solo los abren,si no que compran los mejores locales en cada provincia y poco a poco se van haciendo con los sitios mejor situados y las zonas mas comerciales.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Es una invasión lenta y silenciosa, pero cada vez copan más y más no ya sólo el pequeño comercio,si no que incluso se atreven con bares donde sirven cocina tradicional ¡española!, lo que es un misterio,claro está...

José Antonio del Pozo dijo...

En efecto, a veces parecen un mundo aparte. Un buen texto el que has puesto.
Saludos blogueros