AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

lunes, 26 de septiembre de 2011

GRAN FIESTA Y CIERRE

Un final triste muy triste a la vez que apoteósico, este final de las corridas de toros en Cataluña, gracias a una clase política en la que ha quedado claro, que no es el proteger a los animales lo que les preocupa, sino borrar de Cataluña todo aquello que signifique alguna relación con España. Cada día se ve con mas claridad que la clase política Catalana (que no los catalanes) solo les importa la independencia de Cataluña del resto de España. Viendo las dos ultimas corridas celebradas en La Monumental de Barcelona con una afición volcada con la fiesta de los toros en las que han participado las grandes figuras del momento, así el sábado fueron Morante, El Juli y Manzanaeres los que dieron toda una lección de toreo que fue el esplendor del arte, entusiasmaros a la multitud d e aficionados que les sacaron a hombros por la puerta Grande y fueron llavados a hombros hasta el hotel. Si esto sucedía el sábado, no fue menos el domingo Juan Mora,José Tomas y Serafín Marin, llenaron la plaza (y la reventa se puso las botas) con aficionados de todas las partes de España. Se esperaba con verdadero entusiasmo la vuelta de José Tomas, y de veras que no ha desfraudado a nadie igual que Juan Mora y Serafin Marin que tumben como sus compañeros del día anterior fueron llevados a hombros seguidos por una gran multitud. ¿Se puede prohibir esto? ¿Donde esta la libertad? si esta prohibicion se basa en la protección de los animales¿Por que no se prohiben las cacerías? que son mucho mas crueles, ya que hay muchos animales que mueren a consecuencia de las heridas sufridas en tales cacerías con un larga agonía que dura varios días. El toro bravo es el único de su especie que vive al menos cinco años en la mayor libertad y mimado en todos los sentidos, mientras sus compañeros de otras razas viven en cautividad para morir después sin pena ni gloria en un matadero, cuando mucho a los doce o catorce meses de vida. Los Nacinalismos que padecemos en España so insaciables.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Lo que ha llevado a los nazionalistas catalanes a prohibir la fiesta no era evitar el sufrimiento del astado:de hecho, han blindado los llamados correbous de los pueblos catalanes, donde el toro sufre y es humillado con bolas de fuego en sus pitones, sin que a ningún nazionalista ni a ningún ecolojeta se le parta el alma de sufrimiento.

La verdadera -y única- intención de los nazionalistas de barretina y butifarra, era y es erradicar de Cataluña uno de los símbolos de España.

Vicente Rubio dijo...

Para mi, que quiten los toros, me da igual, que pudieran quitar el futbol tambien me importaria poco, porque todo esta amañado, por el Madrid y por el Barsa, pero la palabra PROHIBIR, si que me saca de quicio.
Estos socialistas solo saben poner trabas a la sociedad, han llenado de pobreza a los españoles, deberían ser juzgados por alta traición, así de claro, pero el pueblo español es manso y con querencia a tablas.
Yo me hecho las manos a la cabeza cuando después de todas las fechorías hechas durante estos 7 largos años, aun hay un 35% de españoles según las encuestas que van a votar PSOE.
No se nos cae la cara de vergüenza. A mi si.
Un cordial saludo amigo