AL FONDO LA CATEDRAL

palentina

sábado, 12 de abril de 2008

El arte de torear


Que difícil es torear, pues para realizar lo que yo entiendo por una obra de arte, no se necesita solamente valor,que sin duda es imprescindible, pero a este valor hay que ponerle ese"duende" que solo tienen algunos toreros y ¿Que es el duende? pues cosa para mi muy difícil de explicar.Para mi es algo que se nota en el ambiente,que se siente,que se mete dentro de uno y que hay muy pocos toreros que sepan transmitir al gran publico. Desde mi juventud fui muy aficionado a seguir las corridas de toros y he conocido a grandes toreros y visto grandes faenas en plazas de gran importancia como la Ventas de Madrid. Siempre ha habido grandes toreros y siempre he querido distinguir entre los toreros poderosos y los artistas, estos suelen ser los andaluces. El torero ha de ser elegante, pinturero,saber andar en la plaza, estar atento siempre al toro y a todos sus movimientos e imponer orden en el ruedo y una vez delante del toro acloplarse con él y torear ordenadamente. El toreo ha de realizarse sin espavientos, con elegancia, mandando y templando y sabiendo comunicar con el gran publico.Es un a delicia ver relalizar ese acoplamiento entre el toro y el torero, en esos de rechazos largos largos...mandando y templando, lentos muy lentos, con el torero abriendo el compás y cargando la suerte o, esos naturales interminables citando de frente, así como las verónicas, donde se funde el toro y el torero rematando con un a media verónica, que algunos toreros han hecho de ella una obra de arte. También las chicuelinas, hay toreros que las realizan de manera esplendida citando de frente y burlando el toro con un lijero quiebro de cintura.
Quiero pedir disculpas a los aficionados por mi atrevimiento por hacer este comentario sobre el arte de torear; pero es la manera que yo entiendo el toreo, seguramente equivocada, pero es mi opinión.

No hay comentarios: